viernes, 19 julio, 2024

Se conoció el último mensaje que envió Gustavo Martínez antes de su muerte: “Me siento solo”

Se comunicó con su sobrino para darle un panorama de lo mal que la estaba pasando. Gustavo Martínez murió tras caer de un piso 21 días antes de que Marta y Felipe Fort cumplieran la mayoría de edad.

La muerte de Gustavo Martínez generó un fuerte impacto en el mundo del espectáculo, pero especialmente en el núcleo de la familia Fort. Ellos aseguraron que estaba pasando por gran depresión, y el último mensaje de WhatsApp que envió lo comprueba.

La expareja de Ricardo Fort se encontraba angustiado porque Martita y Felipe Fort estaban por alcanzar la mayoría de edad, y creía que iban a emigrar de la Argentina. “No sé qué hacer, estoy como sin rumbo. Estoy en un lugar que parece que, lo único que hay que hacer, son cagadas”, le escribió a Nicolás, su sobrino.

Gustavo también le pidió que no lo dejara solo: “No me abandones. Me siento solo, estoy en un mundo de mierda, no voy a hacer nada. La gente que me rodea es un asco”. Sus palabras se conocieron a través del periodista Daniel Ambrosino.

La delicada situación económica de Gustavo Martínez

“Nosotros le pagábamos las tarjetas de crédito, no tenía para pagar el seguro del auto. Él se manejó siempre con un auto de mi hermano, un 206 del año 1810 y ni siquiera le alcanzaba”, reveló Nicolás, el sobrino del tutor de Martita y Felipe Fort, sobre la situación económica de su tío.

Y agregó: “Tengo un audio de Marisa -la niñera de los mellizos- pidiéndome plata para pagarle el celular porque tenía las tarjetas cortadas. Lo que yo cuento es lo que vivíamos con él. Mi hermano mayor, que tiene un café a cuadras de donde vivía, tenía un trato diario con él”.

Felipe Fort contra Gustavo Martínez tras su muerte: “Mi papá te recibe con los brazos cerrados”

Felipe Fort publicó en sus historias de Instagram un fuerte descargo apenas horas después de la muerte de Gustavo Martínez. “Las únicas personas que siempre estuvieron para nosotros fueron Marisa, Eduardo, César y amigos. Y más gente que queda por nombrar”, arrancó el joven.

“Papá lo recibirá con los brazos cerrados. No opinen, no comenten, no saben y nunca supieron”, sentenció.

(Fuente: TN)