viernes, 19 julio, 2024

Niña Iguazúence de 4 años se operó de amígdalas, por complicaciones sufrió daño neuronal irreversible y su obra social no se hace cargo

Celina Cordero, de 4 años y oriunda de Iguazú, fue operada de amígdalas en un sanatorio privado de Posadas el pasado 8 de marzo. Tras la intervención quirúrgica, sufrió complicaciones graves que derivaron en un daño neuronal irreversible. La obra social OSALARA, a la que está afiliada, no brindó respuestas firmes a la solicitud urgente de derivación a un centro especializado.

Luciana Riquelme, madre de Celina, relató que después de la operación, su hija comenzó a experimentar hemorragias intensas y vómitos constantes de sangre en su casa, lo que obligó a su traslado de urgencia al sanatorio donde fue operada nuevamente el 19 de marzo.

Sin mejoría, Celina fue derivada al Hospital de Pediatría Dr. Fernando Barreyro, donde sufrió dos paros cardiorrespiratorios durante las intervenciones para detener las hemorragias. Estas complicaciones provocaron un estado de cuadriparesia espástica con daño neuronal irreversible, diagnosticada como encefalopatía hipóxico-isquémica cortical profunda severa.

La situación de Celina es crítica, y los médicos determinaron que debe ser trasladada de inmediato a un Centro Neurológico de Alta Complejidad para comenzar su rehabilitación. Luciana solicitó repetidamente -por las vías establecidas de la institución- a OSALARA la derivación necesaria para evitar el empeoramiento del cuadro de su hija. Sin embargo, hasta la fecha, la obra social no dio una respuesta concreta, excusándose por asuntos formales y dilatando la cobertura, lo que pone en riesgo la salud de Celina.

Actualmente, Celina se encuentra en una cama, incapaz de moverse o comunicarse debido al daño cerebral severo. “Era una niña normal que iba a la escuela, corría y saltaba. Hoy está en una cama, no se puede mover no puede hablar, no encontramos vía de comunicación, el daño le imposibilita todo”, explicó la madre.

Respuesta de la obra social

Según explicó la joven, el proceso de recuperación debe ser lo antes posible y los lugares que traten este proceso están en Buenos Aires. “Es un centro específico de rehabilitación neurológica. Acá no hay algo a nivel específico, los seis primeros meses son clave y en Buenos Aires existen esos centros; por eso cuanto antes necesitamos esos traslados”, señaló.

“El Hospital Madariaga cumplió con todos los trámites necesarios en tiempo y forma, […] pero la obra social sigue dilatando el tema”, declaró Luciana. “Nos dicen que están viendo, que están mandando presupuestos, pero no tenemos ninguna respuesta concreta. Por eso tuvimos que recurrir a la vía judicial, enviando cartas y documentos, e intimando para obtener una respuesta, porque la única perjudicada es mi hija”.

La familia intentó resolver el asunto de manera amigable para evitar una prolongada batalla judicial, pero la falta de respuesta por parte de OSALARA aún no es formal. “Mi hija tiene un certificado de discapacidad (CUD), entonces ella legalmente está amparada, esa plata que gasta la obra social vuelve, no entiendo porqué están dilatando tanto. Para ellos es un simple tránsito, para mi hija son días perdidos”, finalizó la madre.

(Fuente: Misiones Online)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *