jueves, 18 julio, 2024

Murió la madre de Darío Barassi: la profunda tristeza del conductor

Días duros. Momento de estar con mis hermanos y mi mujer revolviendo el pasado familiar entre fotos y relatos. Algo de volver atrás hace más transitable el presente y te prepara para lo que viene. En el primer álbum me encuentro con esta belleza. La foto es prácticamente, perfecta”, comenzó su último mensaje Darío Barassi, al referirse al presente que vivía su madre. Sin embargo, se reveló que horas después de esos emotivos recuerdos, finalmente Laura falleció.

Sin embargo, no era la primera vez que se referiría al tema. En el marco del último Día de la madre, el conductor había detallado a través de sus redes sociales lo que estaba viviendo: “A los amigos de siempre y al público afectuoso. Mi vieja está peleando una batalla lamentablemente imposible. Pero batallando al fin. Vengo de estar con ella y mis hermanos. Encuentro íntimo e intenso en un día especial. Aun me queda un tiempo con mi vieja, a disfrutarlo como se pueda”.

“Guerrera siempre, pasaste miles, pero esta es imposible, no es de igual a igual, vos lo das todo, nosotros también y no alcanza. Maldita enfermedad imbatible”, detallaría en ese momento, para luego asegurar: “Estamos juntos, como siempre te gusto viejita hijera, ella y sus niños, fanática y protectora de sus críos. Es que no la tuvimos tan fácil, ma, y la unión hizo la fuerza. Ya de grandes cada uno fue encontrando su vínculo, su manera, su espacio, pero siempre juntos. Más ahora. Nadie quiere soltar, lógico”.

La última imagen publicada por Darío Barassi sobre sus padresLa última imagen publicada por Darío Barassi sobre sus padres

En momentos de ese especial día de festejo en la Argentina, Barassi describió: “Recuerdos. Todo ahora es recuerdos. Pero qué lindo es tener a dónde volver, vieja. Hemos tenido una vida especial, complicada, pero mágica. Es nuestro refugio, vieja, espero estés navegando por ahí. Yo lo hago, varias veces al día, me acuerdo de todo. Olores, gestos, texturas, miradas, sonidos, todo, todo está impreso e impregnado en algún lugar de mi cuerpo y alma. Juntos escribimos esa historia, juntos la repasamos ahora y juntos, de alguna manera, la mantendremos viva”.

En el mensaje de las últimas horas, el actor en un posteo de Instagram compartió una imagen donde se ven a Fernando y a Laura, los padres del animador, sentados frente a frente en la mesa de un restaurante. “La foto es prácticamente, perfecta”, sentencia Barassi y da sus justificativos. “Las miradas, la postura, los looks, las manos, los puchos, la atracción, la frapera, el código, mi viejo y esos pelos algo salvajes, mi vieja y ese rubio Marilyn. Qué lindo verlos juntos”, concluye, como hablando en voz alta y volcándolo al papel virtual.

Hace un tiempo mi vieja me contó que soñaba repetidas veces con que subía en una escalera mecánica al cielo y se lo encontraba al viejo esperándola”, prosiguió el animador. “A ella le resultaba reconfortante el sueño. Confieso, a mí también”, admitió. Y cerró uniendo la foto que acababa de encontrar, con el sueño recurrente y una pequeña licencia poética para matizar la tristeza de estos días. “Por ahora la tengo en mi mesa de luz, y antes de dormirme pienso en un futuro encuentro de ellos dos, en vaya a saber uno dónde, y escucho a un mozo que a lo lejos dice, ‘marche una frapera para la mesa 13, invita el gordo Barassi´”.

Entre las imágenes que rescató Darío de su infancia, hay una conmovedora en la que se lo ve al lado de su madre, que tiene a uno de sus hermanos sentado sobre su falda. “Así te acaricio la rodilla ahora, viejita. Tranquila”, escribió el actor, poniendo el foco en su mano pequeña sobre su mamá.

Las otras postales son más contemporáneas y se ve a Laura con su nietas Emilia e Inés. “Mi vieja le contaba por qué las hojas en otoño caían. Me acuerdo patente. Emi me pedía un café como la Abulala. Yo le daba agua en taza. Qué disfrute ser espectador de este momento”, escribió el conductor respecto a su hija mayor. En la otra, Laura le hace upa a Inés: “Con la chinita menor que solo se calmaba sacándola afuera. Te queremos Abulala”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *