sábado, 18 mayo, 2024

Hoy es el Día del Piloto de Carreras en nuestro país

Un día como hoy, pero del año 1911, 109 años atrás, nacía en la ciudad de Balcarce -Provincia de Buenos Aires- Juan Manuel Fangio. En sus inicios fue piloto de Turismo Carretera y luego de Fórmula Uno, donde tuvo su mayor rendimiento detrás del volante.

Con respecto a su carrera dentro de la máxima categoría del automovilismo mundial, la Fórmula Uno, el “Chueco” ha logrado hacerse con la corona en cinco oportunidades (1951, 1954, 1955, 1956 y 1957). Pero lo llamativo de esto no son sólo sus títulos mundiales, sino que es, hasta el día de hoy, el único piloto de la categoría en ser campeón del mundo de Fórmula Uno con cuatro escuderías diferentes: Alfa Romeo, Mercedes Benz, Ferrari y Maserati.

Varios pilotos de su época como Stirling Moss y Jackie Stewart, y de generaciones posteriores, como Alain Prost y Ayrton Senna, coinciden en afirmar que el piloto de Balcarce “era el mejor”. Incluso, el actual séxtuple campeón del mundo, Lewis Hamilton, lo ha llamado “el padrino de nuestro deporte”.

Pero ¿por qué hasta el día de hoy es considerado el mejor piloto de todos los tiempos? Bueno, quizás podría ser por su condición de pentacampeón con diferentes escuderías como nombramos anteriormente, algo que ningún piloto ha logrado igualar hasta el momento. Otro factor podría ser en lo que coinciden todos los pilotos actuales, que lo logrado por Juan Manuel, principalmente por la época en la que el balcarceño corría, no lo va a poder igualar nadie. Recordemos que él conducía en una de las épocas más peligrosas del automovilismo, donde sólo en 1950 se registraron 15 muertes. Sin embargo, la pregunta tiene una respuesta respaldada científicamente.

En un estudio realizado en 2016 por el Instituto de Métodos de la Universidad de Sheffield del Reino Unido, Fangio ocupó el primer lugar como mejor piloto de todos los tiempos, por delante de figuras laureadas como Alain Prost, Fernando Alonso, Jim Clark, Ayrton Senna, Jackie Stewart, Nelson Piquet, Emerson Fittipaldi, Michael Schumacher y Sebastian Vettel. Si bien este estudio concluyó que la calidad del auto supone el 85% del éxito de un piloto, se basó en medir el talento y las habilidades del conductor sin hacer foco en la mecánica del vehículo que conducían.

Andrew Bell, uno de los autores del paper que se titula “Fórmula para el éxito: Modelo del rendimiento de los pilotos y las escuderías 1950-2014”, dijo en el 2016 que “el modelo estadístico relativiza la importancia de las escuderías, con resultados sorprendentes. El efecto escudería ha aumentado con los años, pero parece mucho menos importante en los circuitos urbanos, donde el talento del piloto juega un papel más importante”.

Sumado a esto, el pasado 20 de marzo se estrenó un documental sobre Fangio (Fangio: el hombre que domaba las máquinas), donde Bell explicó que el modelo que se utilizó para realizar el estudio es de múltiples niveles y que, básicamente, se utiliza para identificar las distintas fuentes de variabilidad y sus diferentes causas.

“En este estudio en particular, estábamos buscando qué lleva a las personas a perder o a ganar en las carreras de Fórmula Uno, según el piloto que estamos considerando; el equipo y el momento cuando sucedió. La idea era determinar qué parte de lo que sucedió en las carreras de Fórmula 1 desde el año 1950 fue por acción del piloto, por acción del equipo, y luego, aislando ese factor de variabilidad, podemos analizarla y averiguar cuál fue el mejor equipo y también quién fue el mejor piloto”, explicó Bell en el documental.

Es así como este estudio presenta pruebas empíricas de que, Juan Manuel Fangio, es el mejor piloto de todos los tiempos. Uno de los motivos es, como anteriormente mencionabamos, que el argentino supo ganar con varias y distintas escuderías. Entonces, cualitativamente, si se pregunta cuál es el mejor piloto de todos los tiempos, el “Maestro” siempre va a aparecer arriba de otros grandes de la especialidad como Schumacher y Hamilton, por ejemplo. Cabe destacar que tanto “Schumi” como Hamilton pasaron la mayor parte de sus carreras con el mismo equipo, Ferrari y Mercedes respectivamente. Entonces, el diferencial de Fangio es haber corrido con cuatro equipos diferentes, y ganar sin importar el auto o la escudería.

Otro detalle no menor de este mítico corredor, son sus porcentajes y récords -en cuanto a su rendimiento en carrera- dentro de “La Máxima”, que aún no han sido superados por ningún otro. El “Chueco” participó en 51 carreras, dentro de las cuales obtuvo 29 poles position (consiguió clasificar en primera colocación el 55.77% de las veces), consiguió 23 vueltas rápidas (siendo el más rápido en carrera el 45.1% de las oportunidades), también se subió al podio en 35 ocasiones (el 68.62% de las veces que corrió, terminó con un lugar en el podio) y, a su vez, ganó 24 carreras (es decir que, el 45.15% de las veces que largó una carrera, finalizó en el primer puesto). Dicho todo esto, sumado a otras pruebas presentadas en el estudio realizado por Bell, concluyen en que Juan Manuel Fangio, no tendría igual o semejante dentro del deporte motor.

Podríamos estar horas hablando, discutiendo y debatiendo sobre si el “Maestro” es realmente el mejor de todos los tiempos. Nosotros, siendo argentinos, seguramente coincidiremos en que lo es. Habrá otros que no estén de acuerdo. Lo cierto es que, a tiempos de hoy, Juan Manuel Fangio sigue siendo materia de estudio en muchos ámbitos, como así también, sigue siendo la inspiración para muchos pilotos. Eso da origen a que se honre su memoria, conmemorando en la fecha de su natalicio, el Día del Piloto Argentino de Carreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *