domingo, 21 abril, 2024

“El odontólogo ya no podrá trabajar como antes”

Después de casi dos meses de reinicio de actividad, la atención odontológica parece haberse transformado de manera definitiva. “El mecanismo de atención a un paciente es completamente diferente al que existía antes del 20 de marzo. La relación paciente-profesional cambió”, expuso a el presidente del Colegio de Odontólogos, Orlando Busconi.

“La primera consulta, que antes se solía hacer en el consultorio, ahora se hace por vía telefónica. En ese momento, el paciente le cuenta el motivo de su llamado y el profesional le hace una serie de preguntas respecto a si recibió visitas en los últimos días, si estuvo enfermo o si viajó a algún lado”. Una vez obtenida esa información y, sólo en caso de tratarse de un tratamiento de urgencia, ambos pautan un turno con un horario estricto.

Los cambios ¿vinieron para quedarse?

Según el presidente del Colegio de Odontólogos, “todas estas nuevas medidas van a seguir por un tiempo muy largo, a pesar de que el aislamiento obligatorio y estado de emergencia se levanten”.

En este sentido, explicó que pese a que “nosotros en la provincia tenemos más o menos controlada la propagación del contagio, esto vino para quedarse. El odontólogo ya no va a poder trabajar como antes”.

Y un punto clave de esto, son los Equipos de Protección (EP) que tanto el profesional como el paciente deben utilizar. Kits que, por los elevados precios que tienen, las obras sociales se habían comprometido a cubrir. Sin embargo, a dos meses del reinicio de los tratamientos odontológicos, son pocas las obras sociales que acataron y comenzaron a devolver el dinero a sus afiliados a modo de reintegro. Sin embargo, según Busconi “hay muchas que todavía no reconocen el EP”.

Es por ello que “los conflictos con las obras sociales continúan y cada vez son más graves, porque las entidades se quedaron en el tiempo con el tema de los aranceles. En realidad ya venían atrasadas, ahora el dólar se disparó a $120 y el 90% de los insumos que utilizamos son importados”, contó.

Los altos costos de los elementos de protección sumado a la incertidumbre de si las obras sociales les reintegrarán o no estos gastos, hace que muchos de los pacientes decidan llevarse su EP luego de la consulta, para la próxima consulta.

Sin embargo, Busconi alertó contra el peligro de estas prácticas, ya que “los equipos de protección, exceptuando las antiparras y la mascarilla de acrílico, son descartables”, recordó y agregó que “lo mejor sería quemarlos o ponerlos en bolsas de recolección específica para su posterior descarte”.

Proyecto de ley

Busconi adelantó que “el Colegio de Odontólogos está trabajando en un proyecto de ley que busca darle la autoridad al Colegio para establecer y controlar el monto mínimo de pago”.

En caso de aprobarse, “el Colegio funcionará como el mediador entre los círculos y asociaciones de odontólogos y las obras sociales estableciendo un mínimo de pago porque, hasta ahora, las entidades intermedias hacían un contrato de prestaciones odontológicas por una suma que es impuesta por las obras sociales”, explicó.

El problema de esto es que “las prepagas y obras sociales imponían el monto a pagar y las entidades intermedias lo aceptaban porque antes que nada, tomar algo y así pasaron 30 años en que estamos en la misma situación”.

Respecto a la etapa legal en la que se encuentra el proyecto, Busconi dijo que “ahora estamos haciendo las últimas correcciones, así que calculamos que estamos preparados para poder presentarlo en los próximos días para que entre en tratamiento legislativo”, concluyó.

Problema de pagos

Para Busconi, el mayor conflicto está en que las obras sociales abonan recién a los 60 o 90 días y eso “en este país es un problema porque en un mes, el dinero ya pierde el valor”.

El afiliado paga una suma importante de dinero y debe recibir las prestaciones que requiera, pero esas prestaciones no están acordes a los valores actuales.

(Fuente: Primera Edición)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *