lunes, 20 mayo, 2024

Choque en la costanera: tras la muerte de dos de las víctimas cómo queda la causa

Los adolescentes Luca Ceballos y Juan Cruz Martínez fallecieron ayer cerca del mediodía,   tras seis días de luchar por reponerse del siniestro vial de las avenidas costanera y Comodoro Rivadavia (continuación Santa Catalina). La confirmación de ambos decesos se registró con menos de veinte minutos de diferencia y la noticia sacudió no solo a su familia, amistades y allegados, conmocionó a la población en general.

Los estudiantes del quinto año A “Humanidades” del colegio Santa María, el jueves 11 cerca de las 13.30 transitaban en un Peugeot 207 gris junto a tres compañeros más rumbo a la clase de educación física en el polideportivo del establecimiento religioso de avenidas Zapiola y Centenario.

El vehículo, por causas que continúan bajo investigación, derrapó y chocó con el costado derecho a una camioneta estacionada en la vereda frente al río Paraná y tras el rebote volcó y finalizó en el carril opuesto.

Dos de los cinco menores de 17 y 16 años, fueron dados de alta pocas horas después del accidente y el restante, continúa en evolución traumatológica en una habitación de una clínica privada en el centro de esta capital.

 

Investigación

La muerte de Ceballos y Martínez provocó que la causa abierta se caratule hasta el momento y bajo la autoridad del juez Correccional y de Menores 2, César Raúl Jiménez, como “homicidio culposo en accidente de tránsito agravado, dos hechos, y lesiones culposas agravadas, dos hechos” y apuntaría la punibilidad al conductor del Peugeot 207, de 17 años y uno de los dados de alta.

Luca y Juan Cruz sufrieron graves traumatismos y fracturas, las más graves y finalmente determinantes hasta desencadenar en el óbito, fueron en el cráneo, de acuerdo a los partes médicos remitidos desde el Hospital Escuela de Agudos “Ramón Madariaga”.

Sus familiares decidieron donar los órganos antes que los cuerpos fueran autorizados para retirarlos y velarlos. Anoche en una empresa funeraria de la calle Santiago del Estero se realizaba el velorio de Ceballos.

Mientras que los restos de Martínez iban a ser entregados esta mañana y sus progenitores definirían su inhumación.

En cuanto al expediente, vale remarcar que los delitos mencionados se enmarcan en el artículo 84 Bis del Código Penal Argentino con penas previstas de hasta seis años de prisión y respecto a la punibilidad, los adolescentes mayores de 16 años pueden ser acusados en causas con penas mayores a los dos años.

 

Según el CPA

El “homicidio culposo en accidente de tránsito” está previsto en el artículo 84 Bis del Código Penal Argentino: “Será reprimido con prisión de dos a cinco años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco a diez años el que por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor causare a otro la muerte. La pena será de prisión de tres a seis años, si se diera alguna de las circunstancias previstas en el párrafo anterior y el conductor se diere a la fuga o no intentase socorrer a la víctima siempre y cuando no incurriere en la conducta prevista en el artículo 106, o estuviese bajo los efectos de estupefacientes o con un nivel de alcoholemia igual o superior a quinientos miligramos (0,5) por litro de sangre en el caso de conductores de transporte público o un (1) gramo por litro de sangre en los demás casos, o estuviese conduciendo en exceso de velocidad de más de treinta (30) kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho, o si condujese estando inhabilitado para hacerlo por autoridad competente, o violare la señalización del semáforo o las señales de tránsito que indican el sentido de circulación vehicular o cuando se dieren las circunstancias previstas en el artículo 193 Bis, o con culpa temeraria, o cuando fueren más de una las víctimas fatales”.

(Fuente: Primera Edición)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *