jueves, 23 mayo, 2024

Bayern Munich-PSG. Una final, dos modelos: un tanque histórico ante el monetarismo del proyecto qatarí

na final más, ahora la definitiva de esta Champions League estilo mundial, que desde los cuartos de final, para sobrevivir a los efectos de la pandemia, se encerró en la burbuja aséptica de Lisboa para que los clasificados se jugaran todo a un partido.

Bayern Múnich, un poder histórico de la competencia, y Paris Saint-Germain, un finalista primerizo que desde hace años intenta acortar distancias hacia la elite a fuerza de los petrodólares qataríes, definirán hoy, a las 16 de la Argentina, un torneo que debería haber bajado el telón el 30 de mayo en el estadio Atatürk de Estambu

. Después del Covid-19, esta recta final de la Champions desarrolla la fiebre del gol. Desde que se enclaustró en los estadios Da Luz (escenario de hoy) y Alvalade, el torneo registra 26 tantos en seis encuentros, a un promedio de 4,33, un índice muy engordado por el histórico 8-2 de Bayern a Barcelona. Igual, ningún cotejo tuvo menos de tres goles y en todos hubo un ganador durante los 90 minutos.Ganar un título de Champions League en PSG y hacer historia sería inolvidable para mí; es mi objetivo desde que llegué a ParísÁngel Di María

Desde septiembre, Bayern ganó los 10 partidos y convirtió 42 tantos, con un porcentaje de 4,2, el más alto de la historia. Robert Lewandowski suma 15 y está a dos del récord de Cristiano Ronaldo para un torneo. PSG marcó 24, con una particularidad desde que desembarcó en Portugal: todavía no anotaron Neymar ni Mbappé, y hubo tres festejos de futbolistas para la recuperación de la pelota, como Marquinhos (2) y Bernat (1).

PSG buscará ser el segundo club francés en conquistar la Champions, luego de Olympique de Marsella (1-0 a Milan en 1992/93). Para ello, el fondo soberano de Qatar lleva invertidos más de mil millones de euros en refuerzos desde 2011, de los cuales cerca de 400 fueron destinados para asegurarse a Neymar y Mbappé. De consagrarse en el estadio Da Luz, el equipo parisino redondearía una temporada soñada con un póker de conquistas: Ligue 1 (fue declarado campeón con 11 fechas de anticipación por la cancelación del torneo a causa de la pandemia), Copa de Francia y Copa de la Liga.

 Los últimos cuatro campeones de la Champions no tuvieron aportes de futbolistas argentinos. No los hubo en el tricampeonato de Zinedine Zidane con Real Madrid ni en el Liverpool de Jürguen Klopp. Hay que remontarse a 2015 para encontrar a Lionel Messi y Javier Mascherano en el podio de Barcelona tras vencer en la final a Juventus. Que hoy se corte esa tendencia depende exclusivamente de una victoria de PSG, que tiene a Ángel Di María -campeón con Real Madrid en 2014, cuando fue MVP de la final-, Leandro Paredes (seguramente irá al banco por la vuelta de Marco Verratti tras la lesión) y Mauro Icardi (suplente).

El poder de fuego de Bayern, letal tanto en la Bundesliga como en la Champions League

A causa de una temporada tan irregular por la pandemia, France Football suspendió por primera vez desde 1956 la entrega del Balón de Oro. La FIFA mantuvo la distinción The Best, cuyo ganador seguramente saldrá de la final. Un firme candidato es el centro-delantero polaco Robert Lewandowski, autor de 49 tantos en competencias oficiales y punto de apoyo para muchas maniobras colectivas, con cinco asistencias. No solo vive para el gol. Voces influyentes, como Karl-Heinz Rummenigge y Lothar Matthäus, lo postulan para el premio.Ojalá hagamos un buen partido y nos quedemos con la Copa. Estamos ilusionados y mentalizados en que podemos vencer a BayernLeandro Paredes

A los 28 años, Neymar se ve en condiciones de ser proclamado, algo que no consideraba posible mientras fuera el escudero de Messi en Barcelona. Las lesiones lo sacaron de acción en las eliminatorias ante Real Madrid y Manchester United en las últimas dos temporadas. Esta semana, el brasileño publicó en su Instagram: “En la tierra con una lesión en 2018. En la tierra con una lesión en 2019. En la tierra sintiéndome agradecido en 2020. Estoy completamente recuperado y con la capacidad para ayudar a mis compañeros de la mejor manera posible. Me siento increíblemente feliz. Estoy muy, muy feliz”. Su óptimo estado de ánimo, dentro de un equipo que humanamente se cohesionó y abandonó los egos dispersos, no es un dato menor. A partir de esa actitud se pone el equipo al hombro, con sus gambetas y conducciones de la pelota. Le falta afinar la puntería al arco. Falló varias definiciones.

Neymar, un gran candidato al premio The Best en caso de que tenga una buena final en la Champions League ante Bayern

. “Bayern tiene una pequeña ventaja por estar habituado a las finales, pero no es decisiva”, dijo Thomas Tuchel, el director técnico de PSG, cuya gestión siempre fue medida por las autoridades qataríes por lo que hiciera en la Champions. Hansi Flick es una de las revelaciones de la temporada. Asumió en noviembre de manera provisional en Bayern y se transformó en indiscutido por rendimiento y resultados. “La presión alta es lo que nos caracteriza. Volvimos a ver los partidos con Barcelona y Lyon. Como dejamos muchos espacios detrás de nuestra defensa, será importante cerrar las líneas de pases en profundidad de PSG”, expresó Flick.

Probables formaciones:

Paris Saint-Germain (4-3-3): Sergio Rico; Juan Bernat, Kimpembe, Thiago Silva y Thilo Kehrer; Marco Verratti, Marquinhos y Ander Herrera; Ángel Di María, Neymar y Kylian Mbappé. Entrenador:Thomas Tuchel.

Bayer Múnich (4-2-3-1): Manuel Neuer; Joshua Kimmich, David Alaba, Niklas Süle y Alphonso Davies; Thiago Alcántara y Leon Goretzka; Serge Gnabry, Thomas Müller e Iván Perisic; Robert Lewandowski. Entrenador: Hansi Flick.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia).

Estadio: Da Luz, de Lisboa.

Hora: 16 (de la Argentina).

(Fuente: TV: ESPN 2 y Fox Sports.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *