viernes, 19 abril, 2024

Asaltaron la iglesia donde se casaron Perón y Evita: se llevaron un millón, joyas y hasta un revólver

Una imagen atípica despabiló a los vecinos de la iglesia San Francisco de Asís en las primeras horas de este jueves: el padre Jorge López, corriendo en pijama y con la cabeza ensangrentada, salía a la calle tras sufrir un robo violento y audaz.

El cura estaba durmiendo cuando irrumpieron los cuatro delincuentes armados y con pasamontañas en la misma iglesia donde se casaron Perón y Evita en 1945. Antes de que pudiera reaccionar, empezaron a golpearlo y lo maniataron.

Según la reconstrucción que hicieron hasta el momento los investigadores, la banda entró por el techo del edificio a través de un ventiluz que da a la calle 68. Apenas demoraron minutos en su interior y en ese tiempo reunieron un millón de pesos, joyas, un auto, el cáliz de oro que se usa para la misa y hasta un arma.

“El padre nos vino a avisar con la cabeza toda golpeada en pijama”, le contó a 0221 el dueño de la funeraria ubicada frente a la parroquia de la ciudad de La Plata. “Lo único que sé y que les puedo decir es que eran cuatro tipos, lo ataron y le robaron todo de la iglesia y cosas de él. Le robaron su auto y uno solo se fue en un 504”, agregó.

No había un solo rastro de los delincuentes cuando la policía llegó poco después y todavía los buscan, sin éxito. Por otro lado, con el correr de las horas se aleja cada vez más la posibilidad de que se haya tratado de un robo al voleo y, en cambio, la hipótesis principal apunta a que los ladrones tenían un dato y sabían lo que iban a buscar cuando entraron a la capilla.

En tanto, el sacerdote fue atendido por el corte en su cabeza por una ambulancia del SAME en el lugar y más tarde aportó su versión de los hechos ante el fiscal a cargo del caso Juan Menucci. Según trascendió, López guardaba un arma porque era comisario mayor retirado de Policía Bonaerense.

Otro robo imperdonable

Hace poco más de un mes y en plena emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, un grupo de delincuentes saqueó la capilla “La Sagrada Familia” de Villa Arguello de Berisso, que había abierto sus puertas para ayudar a los más necesitados.

Hicieron un boquete para entrar a la parroquia y robaron hasta la ropa del cura.
Hicieron un boquete para entrar a la parroquia y robaron hasta la ropa del cura.Por: 0221

Los ladrones hicieron un boquete para irrumpir en el lugar, del que se llevaron absolutamente todo: una heladera, la cocina, la virgen, libros, elementos de culto, sillas, mesas y hasta la ropa del cura.

(Fuente: TN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *