viernes, 19 abril, 2024

Al menos 18 personas mueren en presunto ataque terrorista en Perú

Según medios, una columna de Sendero Luminoso habría cometido la masacre en Satipo. Los reportes también indican que en el lugar se encontraron panfletos en los que exige que no se vote por Keiko Fujimori.

El Valle de Apurimac es una zona de fuerte presencia del narcotráfico y de remanentes de Sensero Luminoso

Un presunto ataque de una columna del grupo terrorista Sendero Luminoso dejó al menos 18 muertos en la provincia de Satipo, departamento de Junín, en el selvático valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), indicaron diversos medios ayer lunes.

Según el comandante general de la Policía, César Cervantes, el ataque causó la muerte de 10 hombres, seis mujeres y dos niños, en una zona de bares y prostíbulos cercana a una ribera del río Ene, en la zona de San Miguel del Ene, una de las áreas dominadas por el narcotráfico.

En esa zona operan desde hace décadas los remanentes del grupo terrorista, que funciona como protector armado de los productores de cocaína de la región.

La matanza, perpetrada el domingo por la noche y atribuida a Sendero por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, puede elevar la tensión en la polarizada campaña al balotaje presidencial del 6 de junio entre el candidato izquierdista Pedro Castillo y la derechista Keiko Fujimori.

Las imágenes del lugar de la masacre muestran casquillos de bala y un panfleto con el logo del Partido Comunista del Perú, el nombre oficial de Sendero Luminoso, en medio de un campamento en mitad de la selva. En el panfleto se instaría a los pobladores a no votar por la candidata presidencial Keiko Fujimori.

“Condeno y repudio enérgicamente el asesinato de 14 personas en el Vraem. He ordenado el despliegue de patrullas de las FF. AA. y la Policía Nacional en la zona para que esta acción terrorista no quede impune”, escribió el presidente Francisco Sagasti en su cuenta de Twitter.

En nombre del Gobierno de Transición y de Emergencia, expreso mis sentidas condolencias a los

Sendero Luminoso, responsable del mayor número de víctimas durante el conflicto interno en el país entre 1980 y 2000, había derivado en las últimas décadas en una mafia de narcotráfico y no se conocían de ataques a la población desde hace años.
Casi todos los líderes de Sendero están presos, pero sus remanentes operan aún en el Vraem, el mayor valle de cultivos de hoja de coca de Perú, que está bajo vigilancia militar desde 2006.
Según la ONU, Perú es junto con Colombia y Bolivia, uno de los mayores productores mundiales de hoja de coca, materia prima para la cocaína.

(Fuente: DW)